3 días en Viena

3 DÍAS EN VIENA. PARTE 3: Del Schönbrunn al Prater pasando por Naschmarkt y Belvedere.

Pues llegó el tramo final de nuestra aventurilla austríaca. En esta tercera parte de Qué ver hacer en Viena en 3 días te cuento como quisimos exprimirlo al máximo. Comeríamos en el Mercado de Naschmarkt, visitaríamos el Palacio Belvedere y Hundertwasserhaus y, pasaríamos el resto de la tarde en el Prater. Pero comenzamos la mañana levantándonos temprano y  tomando el metro que nos llevaría a las afueras de la ciudad a visitar el Palacio de Schönbrunn.

 Este palacio, construido en el siglo XVII y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996, fue durante décadas la residencia de verano de los Habsburgo. Sigue leyendo

Viena desde la Catedral Stephansdom

3 DÍAS EN VIENA. PARTE 2. En el centro: una Catedral, curiosidades de una emperatriz y un concierto de cuerda.

Aquí te voy a contar en esta segunda parte de qué ver en Viena en 3 días, los 3 imprescindibles que hacer en Viena y alguna de las visitas que más merece la pena realizar.

“Usted no sabe cuánto he amado a esa mujer”. Viena, 10 de septiembre de 1898. Francisco José I pronunciaba estas palabras tras recibir la noticia.
Se encontraba tras su mesa , afrontando las tareas propias de su cargo: Emperador de Austria.

Lejos de allí, concretamente en la orilla del suizo Lago Lemán, su esposa se disponía a tomar el transbordador con su dama de compañía.
Un hombre choca contra ella, cae al suelo aturdida pero se levanta y toma el barco. Comienza a marearse y en ese momento descubren la discreta herida que un estilete había provocado en su pecho. El anarquista italiano Luigi Lucheni acababa de asesinar a una de las emperatrices más famosas de la historia: la Emperatriz Sissi.

Sigue leyendo

Qué ver en Viena en 3 días..

3 DÍAS EN VIENA. Parte 1: Refexiones postvacacionales y un paseo por la RingStraße.

Y nuestros 3 días en Viena llegaron a su fin. Cuando estás en un paréntesis en el que solo hay gente que te llena y hace feliz, en el que solo haces cosas que te producen satisfacción, volver a la rutina se hace un poco cuesta arriba.  Nos preguntamos por qué no podría ser siempre así. Poder aislarse de la maldad, de la toxicidad de algunas personas…Y poder disfrutar solo de las que amamos y nos aman. Exprimir nuestros contados días de la manera que, donde y con quien deseemos. Sería ideal, pero la realidad es la que es.

 Nos quedan recuerdos maravillosos de estas experiencias. Vivencias, fotografías materiales y mentales, que casi son las más gratificantes. Y la ilusión de programar nuevos oasis a los que evadirnos con nuestra gente. De todos modos, esos oasis aunque más pequeños, están presentes en todos y cada uno de nuestros días ,solo hay que abrir los ojos y activar nuestra sensibilidad hacia ellos.

La vida es eso. Momentos vitales que les llaman, instantes que aunque duren segundos, son suficientes para que sus raíces arraiguen con fuerza en nuestro interior y ahí permanezcan para siempre .Eso es lo que me llevo de estos días . Y me siento profundamente agradecida por ello. Sigue leyendo