Europa, Galicia

Hércules

La temperatura es tan baja que cada vez que hablan el vaho se eleva desdibujando sus rostros. Con las manos en los bolsillos observan el infinito. Un manto de estrellas separa el cielo de la negrura de aquel mar. Aquellas costas eran sinónimo de belleza, pero también de muerte. Aquellas tierras eran mágicas. Salvajes, peligrosas y, sin embargo, atrayentes. Como un canto de sirena. Como el romance exclusivamente pasional del que se sabe el final.

Torre de Hércules. Galicia . A Coruña.
Foto de Diego Velo.

  En la noche oscura,  su luz es esperanza y sinónimo de seguridad. Su luz es un refugio, es el hogar, es tocar suelo, es descanso después de meses de vagar y vagar. El faro romano más antiguo del mundo en pie, es testigo de cómo las olas rompen con fuerza contra la costa atlántica .

Torre de Hércules. Galicia . A Coruña.

Hace frío. El viento corta. Cualquier embarcación se vería frágil allí abajo. Pero para Hércules no había dificultades, y así acudió a la llamada de los humanos.

Torre de Hércules. Coruña. Galicia

El gigante Gerión, rey de Brigantium , llevaba largo tiempo abusando de sus súbditos. No solo requería la mitad de sus bienes, si no también de sus hijos. Sus súbditos, asfixiados, solicitaron auxilio a Hércules. Y este, a través de las aguas, llegó para hacer justicia. Gerión fue retado, y posteriormente derrotado en una ardua batalla.

Torre de Hércules. Coruña. Galicia

Su cabeza fue enterrada y sobre ella se construyó un túmulo coronado con una antorcha. A sus pies, se fundaba una ciudad, que fue bautizada con el nombre de la mujer más bella que la habitaba y de la que el dios se enamoró: Coruña.

Torre de Hércules. Galicia . A Coruña.
Imagen de DosisFotografía

Pasaron los años, y ese túmulo evolucionó hasta convertirse en el símbolo que hoy es. 57 metros emblema de una ciudad, de una tierra de luchadores , de valientes que a lo largo de su historia, defendieron su ciudad en más de una ocasión. Tierra de “meigas”, tierra de tradiciones, tierra de “auga”…Tierra de seres orgullosos de su Torre de Hércules.

– – – – – – – — – – – – – – – – – — – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

¡Hoy este blog cumple 1 año! Ya han pasado 365 días  desde aquel primer post sobre Terezín  y, aunque no es la época en la que más tiempo puedo dedicarle, la ilusión sigue intacta. La ocasión merece que rescate uno de los primeros textos que escribí, inaugurando así una nueva sección sobre Galicia.

Gracias a todas y cada una de las personas que me han leído, que a través de mis líneas han compartido parte de mí y me han acompañado durante este tiempo. Gracias por cada mensaje, por cada email, por cada guiño…Por los que suscribiéndoos os habéis quedado. GRACIAS. Gracias a esos amigos, familia, amigos-familia que me alentaron, acompañaron y ayudaron desde ese primer día hasta hoy. Voy a ser egoísta y a pedir seguir teniendo más y más días a vuestro lado. 

Y gracias a quien hoy me ha sorprendido recordando este día y haciéndome soplar una vela. Es muy fácil saber qué desear así.  Hay seres con la capacidad de devolver la fe a las personas, de aportar luz, ilusión, calidez y magia a cada día, incluso en los detalles más mínimos y cotidianos. No es sencillo encontrarlos, de hecho crees con tanta fuerza que no existen, que cuando llegan no sabes si sueñas. Y eso da miedo,  pero eres feliz al mismo tiempo porque de repente todo encaja, hasta la peor época o el mayor dolor  vivido, ves que merece la pena. Ellos te infunden valentía y te hacen sentir seguros, a salvo, como en casa. Ellos te hacen sentir en casa. Tú eres mi casa. Tú eres a quien quiero.

2 thoughts on “Hércules

  1. Felicidades por esté primer año, gracias por esté último relato, siento envidia sana de no ser capaz de escribir algo tan hermoso. Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *