Eslovenia, Europa

Dragones y Liublianas. Un día en la capital de Eslovenia.

Llegué a Liubliana desde Venecia una mañana de septiembre de hace un par de años.

Todavía recuerdo el inesperado frío que pasé y como tuve que esperar con una infusión caliente en una cafetería a que el día avanzara un poco.

¿El motivo? Solo tenía ropa de verano y era súper temprano…

Amaneció llegando a Liubliana
Amaneció llegando a Liubliana.

Y es que no escogí un tren para trasladarme como suelo hacer, sino una opción diferente. GoOpti, una empresa que se dedica al transporte de viajeros. El mismo recorrido puede salirte más económico en función de tu flexibilidad. Es decir, si yo elegía mi viaje de ida, en lugar de a una hora determinada,  en un margen horario más amplio,  3h en este caso (de 6 am a 9 am) los costes de este eran mucho menores.

La empresa el día anterior se encarga de comunicarte mediante un mensaje la hora a la que te recogen. Arriesgué y, me tocó a las 6 am.  Aunque hice lo mismo con la vuelta y tuve más suerte, ya que iniciamos el viaje a la primera hora, que era justo la que quería.

De Venecia a Liubliana fui sola, tan solo con el conductor. Al volver compartí transporte con 5-6 personas más.

Rápido, cómodo y me pareció gente muy formal y maja.  No operan el todos los países pero si me coincide repetiría de nuevo.

Verde Eslovenia. De camino a Liubliana
Verde Eslovenia.

Quitando la capital, lo único que vi de Eslovenia fue el trayecto que separaba ambas ciudades y, lo que recuerdo, es un paisaje sorprendentemente verde. Mucha naturaleza y un amanecer precioso.

El coche me dejó en la estación. Y mientras caminaba al centro empecé mi fase de congelación.

Edificio del antiguo banco cooperativo. Liubliana. Eslovenia.
Llamativo edificio del antiguo banco cooperativo.

Liubliana no es una capital muy grande, es fácilmente abarcable a pie y casi todos los puntos de interés se concentran en o alrededor de su centro histórico.

PLAZA PRESEREN , TRIPLE PUENTE Y MERCADO CENTRAL

Plaza Preseren con el Triple Puente y la Iglesia de la Anunciación. Liubliana. Eslovenia

Siguiendo los indicadores, este fue le primer lugar al que llegué.  Había visto montones de fotos de este lugar. El Triple Puente sobre el río Ljubljanica, con la anaranjada Iglesia Franciscana de la Anunciación al fondo, es de los sitios más fotografiados.

Iglesia de la Anunciación. Liubliana. Eslovenia
Creada en 1669, con su vistosa fachada barroca, atrae todas las miradas del lugar.

En esta foto , aunque un poco inclinada se aprecia mejor el Triple Puente. Dos de ellos son para peatones y un tercero central para vehículos.

Triple Puente sobre el Ljubljanica. Eslovenia. Liubliana.

Al otro lado del río y continuando hacia el este, hacia el Mercado Central, decidí tomarme algo calentito y esperar a que la temperatura subiera un poco. Había además muchísima humedad ambiental.

El edificio es precioso. Una estructura abierta, de piedra, con múltiples pórticos y siguiendo el margen del río.

Edificio del Mercado Central. Liubliana.Eslovenia.
Edificio del Mercado Central a lo largo del Ljubljanica.

Después de entrar en calor y de que saliera el sol, fui a curiosear los puestos que se extendían centenares de metros . Artesanía, miel eslovena, frutas, verduras, flores, figuras de animales hechas imitando el cristal de Murano…Y un músico callejero de lo más agradable que ataviado con una vestimenta típica amenizaba la mañana a vendedores y curiosos como yo.

Puestos del Mercado Central de Liubliana. Eslovenia.

Puestos del Mercado Central de Liubliana. Eslovenia.
El mercado continúa en las plazas y zonas abiertas.

 

Puestos del Mercado Central de Liubliana. Eslovenia.
Frutas y verduras, elementos siempre comunes.

 

Mercado Central de Liubliana. Eslovenia.
Músico callejero posando para la foto.

Continué hasta el siguiente puente, el Puente de los Carniceros, donde candados invadían su estructura y simpáticas figuras, la superficie de sus barandillas.

Puentes sobre el Ljubljanica. Eslovenia. Liubliana.

 

Puentes sobre el Ljubljanica. Eslovenia. Liubliana.

PUENTE DE LOS DRAGONES

Puente de los dragones. Liubliana. Eslovenia.

Este puente Art Nouveau, está un poquito más adelante que el anterior. Flanqueado en sus 4 esquinas por este mitológico ser, emblema y símbolo de Liubliana.

Erigido en 1901 en honor al emperador Francisco José, la leyenda decía que cuando una doncella lo cruzaba, estos movían sus colas. Las ciudadanas del S.XXI no debemos de dar la  talla como tal porque ¡más rígidos no los pude ver!

Puente de los dragones. Liubliana. Eslovenia.
El dragón, símbolo de Liubliana.

 

CASTILLO DE LIUBLIANA

Un poco más adelante, en la Plaza Vodnik, un funicular te lleva a la parte más alta de la ciudad.

Plaza Vodnik, Liubliana. El funicular se encuentra a la derecha y el Castillo en lo alto oculto por la vegetación.
Plaza Vodnik, en recuerdo al poeta esloveno Valentin Vodnik. El funicular se encuentra a la derecha y el Castillo en lo alto, oculto por la vegetación.

El Castillo construido en 1144, llega a nuestros días tras una reconstrucción total en el S.XV. Pasó de ser utilizado  como fuerte de armas, posterior prisión y, actualmente su uso es cultural. Bodas, exposiciones y otros eventos tienen lugar en sus instalaciones.

Patio interior del Castillo de Liubliana, Eslovenia.

Los restaurantes de su patio interior son punto de reunión habitual para los ciudadanos.

Puedes visitarlo por dentro y ascender a su torre. Desde aquí se tiene acceso a las mejores vistas de Liubliana.

Vistas desde el Castillo de Liubliana, Eslovenia.
Ese espacio abierto a la derecha es la Plaza del Congreso , con la Iglesia de las Ursulinas de la Santísima Trinidad al fondo.

 

Jardines cercanos al Castillo de Liubliana
Jardines de la parte posterior

Al bajar del Castillo , seguí un poco más el cauce del río, para desandarlo después y volver a ver el resto del casco histórico.

Puente de los Zapateros sobre el Ljubljanica. Liubliana, Eslovenia.
Puente de los Zapateros .

 

Plaza del congreso , con la Iglesia de las Ursulinas de la Santísima Trinidad al fondo. Liubliana. Eslovenia.
Plaza del congreso e Iglesia de las Ursulinas de la Santísima Trinidad.

 

AYUNTAMIENTO Y CATEDRAL DE SAN NICOLÁS

Ayuntamiento de Liubliana. Eslovenia.
Ayuntamiento de Liubliana.
Fuente de los 3 ríos frente al ayuntamiento de Liubliana.
Fuente de los 3 ríos frente al Ayuntamiento.

Construida en 1701, en el mismo emplazamiento que una iglesia anterior, la Catedral de San Nicolás es de los puntos más importantes de Liubliana. Su exterior no es demasiado llamativo pero el interior , con su órgano y los adornos en hoja de oro merece una visita.

Catedral de San Nicolás. Liubliana, Eslovenia
Todas las fotos que publico son mías, pero esta imagen la he tomado de Wikipedia ya que yo no tenía ninguna de su exterior.

 

Interior de la Catedral de San Nicolás. Liubliana, Eslovenia
Interior de la Catedral de San Nicolás.

 

Órgano de la Catedral de San Nicolás. Liubliana, Eslovenia
Órgano de la Catedral de San Nicolás.

 

Una de las puertas de bronce de la Catedral de San Nicolás. Liubliana, Eslovenia
Una de las puertas de bronce de sus laterales.

Esta puerta  representa los 1250 años de cristianismo en el país, y fue bendecida por el Papa.

 

Después de hacer una parada para comer y reponer fuerzas, fui a uno de los sitios que más que me llamarían la atención y no solo de Liubliana.

 

METELKOVA

Graffittis en Metelkova, Liubliana.

Parecía un lugar un poco alejado, totalmente distinto del resto de la ciudad, casi como si te estuvieras metiendo donde nadie te llamaba, pero para nada.

Metelkova es ALUCINANTE.   En un antiguo cuartel militar, zona de fábricas y almacenes, se ubica hoy una de las consideradas como grandes mecas del arte y la cultura underground.

Metelkova, Liubliana. Eslovenia.
Metelkova, Liubliana. Eslovenia.

Metelkova, Liubliana. Eslovenia.

Metelkova es un centro cultural alternativo en el que se concentran multitud de obras. Fachadas de llamativos colores, mosaicos y relieves, pórticos con formas varias y columnas inclinadas, originales esculturas , fuentes y otro mobiliario urbano hechos con materiales atípicos…

DSC_1368

Metelkova, Liubliana. Eslovenia.

Da rienda suelta a tu ingenio , a tu imaginación y cualquier expresión artística tiene cabida aquí.

 

Metelkova, Liubliana. Eslovenia.
Medusas !

 

Parques de juegos en Metelkova, Liubliana. Eslovenia.
Parques de juegos.

 

Todavía me quedaba un ratito para que vinieran a buscarme pero decidí ir con calma hacia la zona de la estación y ver calles todavía desconocidas.

Suelos empedrados en Liubliana. Eslovenia.
Suelos empedrados en Liubliana.

 

Zona más céntrica y comercial en Liubliana, Eslovenia
Zona más céntrica y comercial.

También me dio tiempo a hacer otra paradita en una terraza a  orillas del río.

En Liubliana también hay Spritz
Y es que en Liubliana también hay Spritz …

Esa sería mi última noche en Venecia antes del vuelo de vuelta a casa.

A pesar del frío de primera hora, no pude ponerle ninguna pega al día.  La ciudad me encantó y me quedé con ganas de conocer más este país. ¡Habrá que programar otra visita…!

 

 

4 thoughts on “Dragones y Liublianas. Un día en la capital de Eslovenia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *