Europa, Italia

Crónicas Italianas (III) Bolonia, la Ciudad Roja.

Al preguntarse qué ver en Bolonia, en nuestra mente probablemente aparezca la imagen de las Torres, de la Fuente de Neptuno… Pero el viaje comienza antes, en los detalles  que pueden pasar más desapercibidos…

 En la estación de  tren de Bolonia, las agujas del reloj marcan las 10:25.  No es la hora a la que llego, es la hora en la que el 2 de agosto de 1980,   se pararon al detonar una bomba dejando tras de sí 85 vidas menos y más de 200 marcadas para siempre. 

En la estación de tren de Bolonia, las agujas del reloj no son solo agujas. Son un símbolo de respeto y recuerdo a tantas personas que como las que ahora me rodean, aquel día por aquí transitaban.

 

Estación de tren de Bolonia.Italia.
Estación de tren de Bolonia.

Continúa mi recorrido por el bello norte de Italia. Esta mañana tras hora y media de tren, llego a Bolonia desde Verona.

A ver, en Italia ¿cuál es la ciudad de los canales?  La mayoría diríamos Venecia ¿verdad? Y no nos equivocamos. En nuestros días así es, pero en el renacimiento Bolonia también lo fue.

Por aquel entonces era la pequeña Venecia. Siendo un importante centro de comercio, sus canales eran utilizados para transportar mercancías y para hacer girar los molinos de los talleres. 

A día de hoy, se encuentran todos soterrados, salvo uno. Allí me dirigí.

 

LUGARES DE INTERÉS EN BOLONIA

La Finestrella

En el número 18 de Via Piella, podemos contemplarlo a través de la famosa Finestrella. 

Canal de Bolonia a través de la Finestrella. Italia
Último canal de Bolonia.

No es más que una pequeña ventanita pero tiene su encanto.

Finestrella. Bolonia. Italia.
La Finestrella

Siguiendo Via della Independenza, una de las principales calles comerciales y peatonales de la ciudad, llegué a la Piazza Maggiore.

 

PIAZZA MAGGIORE

Es uno de los lugares más conocidos y que concentra mayor cantidad de monumentos reseñables.

De no ser por los numerosos turistas, cuyo atuendo y forma de hablar te hace mantener un pie en tu siglo, bien podrías remontarte con facilidad a S.XV ya que por lo que cuentan, el aspecto no ha variado demasiado desde entonces.

Antes de entrar en la plaza. Nos encontramos  con uno de lo principales símbolos:

 

  •          La Fuente de Neptuno .

Esta talla de bronce conocida también como Il Gigante por sus grandes dimensiones , alberga un secreto, pero solo puedes verlo desde el ángulo adecuado. Su escultor, Juan de Bolonia, quería tallarle unos genitales más grandes pero la Iglesia se lo prohibió. Si lo miras desde una marca en el suelo, pintada en la parte de atrás de la escultura, el dedo de su  mano estirada se ve justo por debajo del abdomen y simula de lejos la prohibición al artista. ¡En aquel  momento llegaron hasta a ponerle pantalones para taparlo!

Fuente de Neptuno. Bolonia. Italia
Fuente de Neptuno.

 

  • Palacio del Podestà.

    Ayuntamiento de Bolonia y Palazzo del Podestà en Piazza Maggiore.
    Ayuntamiento de Bolonia y Palazzo del Podestà en Piazza Maggiore.

Aquí vivía el Podestà, que era el primer magistrado de las ciudades del centro y norte de Italia.

  • Basílica de San Petronio.

    Basílica de San Petronio. Bolonia. Italia
    Basílica de San Petronio.

     

    El proyecto estaba pensado para ser la mayor basílica de Italia, incluso más que la Basílica de San Pedro de Roma. Pero una prohibición papal hizo que desde el inicio de su construcción en 1930, su fachada permanezca todavía inacabada.

 

 

Una de las cosas que me fascinó de Bolonia , fueron sus pórticos. Hay nada más y nada menos que ¡¡42 km !! Y todos súper cuidados.

Pórticos en Bolonia. Italia.
Pórticos en Bolonia.

 

Pórticos en Bolonia. Italia.

 

TORRES GARISENDA Y ASINELLI

Como caminar todo el día no me llega, tengo que quemarme las piernas subiendo casi 500 escalones para  descubrir por qué Bolonia es también llamada La Ciudad Roja.
Y lo hago ascendiendo por la Torre Asinelli. Este gigante de 97 metros es uno de los pocos supervivientes de los más de 100 que en su momento hubo en la ciudad.
Las torres eran símbolo de poder y propiedad de las familias más pudientes e importantes de la zona, que competían por ver quién construía la de mayor altura.
Su compañera, Garisenda , mide unos 60. Y ambas están inclinadas, la mayor 2,30 metros.

Torres Garisenda y Asinelli. Bolonia. Italia.
Torres Garisenda y Asinelli.

Una vez arriba, las respuestas llegan solas.

 

Bolonia. La Ciudad Roja.
Bolonia. La Ciudad Roja. Segundo casco medieval de mayor tamaño de Europa.

Adoro estos miradores en zonas altas en las que tienes todo literalmente a tus pies. Me encanta intentar descifrar por qué calles estuve, cuál es cada edificio, ver los límites de la ciudad e intentar atisbar qué hay más allá…Suelen ser momentos de respirar, coger aire, tranquilizarse , descansar y asimilar un poco todo lo que va sucediendo durante el día.

EL CUADRILÁTERO

Me faltaba por ver esa zona en la que se asentaban gremios de artesanos. Hoy es una vía comercial , de calles estrechas en la que puedes comprar productos artesanales.

Los mercados de las ciudades me fascinan. Me encanta curiosear cada puesto a ver qué te encuentras.

Cuadrilatero . Bolonia. Puestos. Mercado
Colorido en el Cuadrilátero.

 

Cuadrilátero . Bolonia. Puestos. Mercado
Curioseando.

Yo no los visité, pero en el Mercato delle Erbe, un característico mercado cubierto y el Mercato della Piazzola, también puedes hacerte con artesanía o ropa vintage y de segunda mano.

Mi día casi se terminaba pero intenté sacar el máximo provecho del ratito que me quedaba.

 

PIAZZA SANTO STEFANO

Aquí se encuentra una de las iglesias más antiguas. La Basílica de Santo Stefano es un conjunto de 4, de las 7 originales.

Plaza de Santo Stefano.Bolonia. Italia.
Plaza de Santo Stefano.
Basílica de Santo Stefano.Bolonia. Italia
Basílica de Santo Stefano.

 

PALAZZO ARCHIGINNASIO

Acogió la primera universidad europea y universidad más antigua del mundo moderno.

Se acabó de construir en 1563 y concentró las enseñanzas de alumnos de derecho, medicina, filosofía, matemáticas…

Por sus paredes encontramos escudos de todas las familias que donaron dinero para la universidad.

En el primer piso podemos visitar una de las aulas destinadas a la enseñanza de la anatomía a través de la disección de cadáveres.

Teatro anatómico, Archiginnasio. Bolonia. Italia, Mesa de disección.
Teatro anatómico. Mesa de disección ahí en la esquinita apenas visible ( encuadre perfecto!!…)

 

Biblioteca Archiginnasio.Bolonia. Italia
Biblioteca Archiginnasio.

 

Biblioteca Archiginnasio.Bolonia. Italia
El saber encuadernado .

 

GASTRONOMÍA EN BOLONIA

Si todavía no se habían dado cuenta, te pides una pasta boloñesa y la etiqueta de  ”turista extranjero” se tatúa sola en tu frente. Boloñesa en Bolonia es al ragú.

La pasta fresca es uno de sus reclamos a nivel mundial. En concreto, la más famosa son los tagliatelle y también los tortellini in brodo (rellenos de carne de cerdo presentado en sopa)

A mí dame pizza. Bolonia.Italia.
A mí dame pizza…

Algo muy típico sobre lo que leí pero no pude disfrutar ya que me fui antes, es el aperitivo.

Al parecer, sobre las siete de la tarde, en la mayoría de locales de la ciudad , con tu consumición puedes disfrutar de un buffet que sirven. Puedes elegir desde pizzas y ensaladas , hasta pasta y embutidos.

 

Yo me voy sin aperitivo , pero con muy buen sabor de boca de esta ciudad.

El próximo destino, y el que inspiró todo el viaje, es Venecia. Allí también llegué en tren, estuve dos días y después me hice una escapada de 24h a Liubliana.

Pero esa crónica queda pendiente, porque mañana repito visita a Viena y mis próximos post serán sobre esa magnífica ciudad. 😉

 

 

 

 

 

 

 

4 thoughts on “Crónicas Italianas (III) Bolonia, la Ciudad Roja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *