Bélgica, Europa

Bruselas. Un día en el dulce corazón de Bélgica.

En esta entrada te voy a contar qué ver en un día en Bruselas. Bruselas en el mapa se sitúa casi en el centro de Bélgica, siendo su capital. Es una ciudad cargada de rincones únicos que visitar como la Grand-Place, el Manneken Pis, el Palacio Real…y delicias que probar como chocolates belgas, gofres buenísimos, mejillones… Te descubro dónde comer en Bruselas. Te cuento además cómo ir y qué horarios hay para llegar de Bruselas a Brujas en tren. ¡Sigue leyendo para ver qué hacer en Bruselas y recorre esta ciudad conmigo!

Como todos los prejuicios, de dejarme guiar por ellos ¡lo que me habría perdido! Al pensar en Bruselas, se me venía a la cabeza la imagen del edificio del Parlamento Europeo, y la veía como una ciudad administrativa, fría… Lo dicho: ¡prejuicios! Es en cambio una ciudad cosmopolita, cercana, muy rica a nivel cultural, moderna y con rincones clásicos a la vez. ¡Preciosa!

BRUSELAS EN EL MAPA. DEL AEROPUERTO DE ZAVENTEM AL CENTRO

Qué ver en un día en Bruselas.
Una de las bonitas plazas de Bruselas.

Como te decía, Bruselas en el mapa se sitúa casi en el centro de Bélgica. Su aeropuerto, Zaventem, está a unos 15 km del centro y conecta con la ciudad de diversas formas. Una de las más rápidas y que te deja directamente en el centro de la ciudad, es el tren. Puedes ver en este enlace los horarios actuales.

BRUSELAS – BRUJAS EN TREN. HORARIOS Y PRECIOS

Un día en Brujas. De Bruselas a brujas en tren.
Puedes llegar de Bruselas a Brujas en tren. Esta es la estampa nocturna de uno de sus rincones más famosos.

Cuando visité Bélgica, llegué a Bruselas desde Brujas en tren directo. El trayecto suele durar unos 55-60′ y los precios rondan los 16-17 euros. (Si quieres reservar online, yo compro mucho en la página de Thetrainline.com). Si tienes tiempo, Brujas es una ciudad que puedes recorrer en un día y que te va a enamorar completamente. Sus calles, canales y casitas son de cuento; en Bruselas hay zonas con una arquitectura muy similar.

QUÉ VER EN UN DÍA EN BRUSELAS

Qué ver en un día en Bruselas.
Iglesia de San Nicolás.

Si solo dispones de un día para visitar Bruselas, tal vez no puedas pararte demasiado a conocer el interior de museos u otros lugares emblemáticos; pero puedes perderte por sus calles y plazas, probar su gastronomía y ver el exterior de esos edificios, cargados a partes iguales, de historia y encanto.

Otra opción es hacerte con una entrada para el bus turístico. Este bus hace un recorrido por los lugares más importantes, al tiempo que va dando y explicando datos curiosos. Tiene, además, múltiples paradas en las que podrás bajarte a ver de cerca lo que más te interese. Si dispones de poco tiempo en la ciudad, es una manera bastante buena de abarcar un poquito más. 

GRAND-PLACE EN BRUSELAS

Grand Place Bruselas.

No podía empezar por otro lugar. Iba mapa en mano buscándola, cuando aparecí en una placita que más bien me pareció modesta. «¿Y esto es la Grand-Place?, pues no es para tanto», pensé, hasta que seguí caminando, la calle se abrió y me vi realmente en la verdadera Grand-Place. Con la boca abierta y los ojos como platos entendí el porqué de su nombre: ante mí aparecía una de las plazas más bonitas que había visto, y hasta la fecha vi en mi vida.

Grand Place Bruselas.

El corazón de Bruselas tenía un suelo adoquinado, y todo su entorno estaba cubierto por edificios con un aire antiquísimo y una arquitectura que te llevaba a otra época. Algunos con elementos dorados que los envolvían de luz; otros en los que la luz les daba ese aire romántico y cálido que tanto gusta ver cuando estás lejos del hogar. Las partes bajas se dedicaban a terrazas cargadas de plantas y sombrillas con mucho color. En el centro, artistas callejeros crean y exponen su obra, mientras los turistas giramos sobre nosotros mismos intentando atrapar cada detalle en nuestras retinas. ¡Imprescindible!

Esta plaza es Patrimonio de la Humanidad desde 1998 y es donde se encuentra también el Ayuntamiento.

MANNEKEN-PIS

Manneken Pis. Muy cerquita de la Grand Place de Bruselas.
Manneken Pis con una de sus galas.

Muy cerquita de la Grand-Place se encuentra uno de los atractivos más famosos de la ciudad. Un inciso, en la calle que a él lleva te vas a volver loc@ con el olor a gofre y a chocolate… Más adelante te hablo más sobre esto.

El Manneken Pis es una escultura de un niño, de unos 65 c m, orinando sobre la fuente que tiene a sus pies. Durante mi visita a Bruselas pude verlo con distintos atuendos. Dicen que el cambio de ropa suele estar acompañado por una pequeña ceremonia en la que incluso una banda acompaña con su música, y que al volver a conectar el agua, esta puede llegar a los espectadores a causa de la presión.

JEANNEKE-PIS

Janneken Pis. Muy cerquita de la Grand Place de Bruselas.
Janneken Pis en un callejón de Bruselas.

¡Las niñas también hacen pis en Bruselas! La Jeanneke-Pis se encuentra, eso sí, en una zona más discreta. En el corazón de la zona de restaurantes, en el callejón Impasse de la Fidélité, los 50 cm de la Jeanneke se ocultan tras unas rejas.

GALERÍAS REALES SAINT HUBERT

Qué ver en un día en Bruselas. Galerías Saint Hubert.
Galerías Saint Hubert de Bruselas.

Su techo acristalado da luz a los 200 metros que miden estas galerías, albergando las Galerías de la Reina, el Rey y los Príncipes.

Son una de las 3 que actualmente se conservan en la ciudad, y hoy en día, algunas de las mejores marcas de moda, chocolaterías y restaurantes se concentran en este lugar.  La verdad es que son muy bonitas y conservan ese aire de 1850 en el que se construyeron.

PALACIO DE JUSTICIA

Qué ver en un día en Bruselas. Palacio de Justicia.
Ascensor del Palacio de Justicia a las calles inferiores.

Una de las cosas imprescindibles que ver en un día en Bruselas, es el Palacio de Justicia. La entrada es gratuita así que no te pierdas el  visitar uno de los edificios más grandes de Europa. Su amplísimo hall con la escalinata y las estatuas que la flanquean, es realmente impresionante.

Qué ver en un día en Bruselas. Palacio de Justicia.
Hall del Palacio de Justicia.

Cuando lo visité, el exterior estaba en obras, pero dejaban acceder al interior. En la explanada que hay delante, un ascensor une esta zona con las calles de la parte baja. Cuando conocí Bruselas era octubre, me perdí callejeando por esa zona y encontré una tienda de Navidad tan bonita… que fui más de una vez, y de hecho la mayor parte de los adornos de mi árbol son de allí. Siempre me traen buenos recuerdos 🙂 Se llamaba New the Wolf y estaba en el número 91 de la Rue Haute.

CATEDRAL DE BRUSELAS O DE SAN MIGUEL Y SANTA ÚBEDA

Qué ver en un día en Bruselas. Catedral de San Miguel y de Santa Úbeda.

Fue de las primeras cosas que vi que me hicieron darme cuenta de que Bruselas me iba a sorprender. A mí cuando la vi de frente me recordó a Notre Dame. De estilo gótico, comenzó a construirse en el SXII y es hoy uno de los lugares más conocidos de la ciudad.

PARQUE DE BRUSELAS

Qué ver en un día en Bruselas. Parque de Bruselas.
Parque de Bruselas con exposición temporal.

Es un parque céntrico y el más importante de la ciudad. El día que lo visité hacía sol, y me pareció un lugar cálido y acogedor; era otoño y una amalgama de verdes, amarillos y ocre lo envolvían todo. Con distintos senderos, bancos…la única pega fue que sus dos fuentes no tenían agua.

PALACIO REAL

Qué ver en un día en Bruselas. Palacio Real de Bruselas.
Fachada del Palacio Real de Bruselas. Las rejas recuerdan a Buckingham.

Atravesando el bonito Parque de Bruselas, llegué al Palacio Real. Aquí ya no vive la monarquía, sin embargo, sí es su sede y en él se encuentran instaladas sus oficinas y algunos ministerios. Yo no entré, aunque durante el mes de agosto y algunos días de julio y septiembre sí se puede visitar.

MÁS COSAS QUE VER EN UN DÍA EN BRUSELAS

MUSEO DE INSTRUMENTOS MUSICALES

Museo de Instrumentos Musicales Bruselas.
Museo de Instrumentos Musicales de Bruselas.

Un poquito más allá del Palacio Real, subiendo una escalinata, se encuentra este precioso edifico que alberga el Museo de Instrumentos Musicales. Fue creado en sus orígenes para unos grandes almacenes, y hoy guarda más de 7000 instrumentos. Tal vez si solo tienes un día no te compense demasiado entrar, pero al menos sí me acercaría a verlo porque llama mucho la atención.

PLAZA REAL

Qué ver en un día en Bruselas. Plaza Real.
Plaza Real de Bruselas. Suelos adoquinados y edificios claros.

La Iglesia de Santiago y la estatua de Godofredo de Bouillón son dos de los monumentos más emblemáticos de esta plaza, que se encuentra rodeada por 8 hoteles. Es un espacio amplio, de arquitectura neoclásica y en la cual estuvo durante 700 años el castillo de la ciudad.

ATOMIUM

Atomium de Bruselas desde el Mini Europe.
Atomium de Bruselas desde el Mini Europe.

Una de las cosas imprescindibles que hacer en Bruselas es acercarte a conocer el Atomium. Este átomo de 102 metros de altura es de los símbolos más representativos de la ciudad. Este gigante inaugurado en 1958, puede visitarse por dentro albergando salas de exposición en sus esferas e incluso un restaurante. Yo no lo hice, lo vi solo por fuera y el mismo día que la atracción del siguiente punto.

MINI EUROPE

Mini Europe Bruselas.
Una de las maquetas del Mini Europe.

Si quieres visitar algunas de las principales atracciones de las capitales europeas, en el Mini Europe encontrarás más de 350 maquetas. Si tienes poco tiempo para descubrir qué ver en un día en Bruselas, tal vez no te compense, pero teniendo más días, es una visita genial, sobre todo si viajas a Bruselas con niños. Podrás encontrarte desde la magnífica Grand Place de Bruselas, hasta la Torre Eiffel, la Torre de Belem…y todo con las vistas del Atomium de fondo. A mí personalmente me encantó.

PARLAMENTO EUROPEO

Parlamento Europeo de Bruselas desde el bus turístico.
Parlamento Europeo de Bruselas desde el bus turístico.

Una de las 3 sedes del Parlamento Europeo se encuentra en el Barrio Europeo de Bruselas, concretamente en el edificio Berlaymont. Este también estaba en obras cuando fui como se puede ver en la foto, que por cierto, hice desde el bus turístico ya que no tenía más tiempo y quería ver esta zona aunque fuera así.

La entrada al Centro de Visitantes es gratuita  y toda la información sobre la UE y sus países está recogida en más de 20 lenguas. Se podría incluso asistir durante una hora a una jornada de debate parlamentario. No dudes en informarte ya que me parece una experiencia interesante.

QUÉ COMER EN BRUSELAS Y DÓNDE

No te puedes ir de Bruselas sin probar tres cosas: los mejillones con patatas fritas, los gofres con kilos de topping y el chocolate. ¡Se me hace la boca agua solo de recordarlo!

Vencer el miedo a viajar solo
Mejillones con patatas fritas. Un clásico en Bruselas.

Uno de los platos más famosos de la capital de Bélgica son los mejillones al vapor acompañados de patatas fritas. Es una mezcla desde luego curiosa, pero me pareció buenísima. Te los sirven en la misma olla en que los cocinan junto con sal, pimienta, apio y perejil, y nada más y nada menos que un kilo de ellos.

La historia de los moules-frites se remonta siglos atrás, cuando se descubrió que los mejillones una vez recolectados y sumergidos en agua, seguían creciendo y su sabor mejoraba. Fue entonces cuando de las costas de Holanda comenzaron a llegar a Bruselas a través de los ríos, convirtiéndose en un plato imprescindible. Podrás degustar esta y otras delicias de la cocina belga en restaurantes de las calles Saint-Boniface, Rue de Florence,  o en calles más céntricas y cercanas a la Jeanekenne Pis y a la Grand Place.

Que comer en Bruselas. Donde comer.
Gofres deliciosos con kilos de lo que quieras encima.

En la Rue du Lombard, la calle del Manneken Pis y otras que rodean la Grand Place, te vas a volver loco con lo rico que huele: huele a un dulce delicioso. NO puedes irte sin probar los gofres; con Nutella, con nata, con fresas, solos…¡Date el gustazo porque son espectaculares!

En esas calles también podrás encontrar numerosas chocolaterías. El chocolate belga es de los más afamados del mundo: un sabor espectacular y diversas combinaciones de ellos desde los más clásicos a los más exóticos. Para mí las marcas más ricas son Leónidas seguida de Godiva.

Si te ha gustado esta entrada sobre qué ver en un día Bruselas y te animas a visitar la cercana Brujas, puedes encontrar más información sobre esta ciudad de cuento en este enlace.

 



Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *