Europa, República Checa

Terezín, cuando la historia se puede tocar.

Voy a inaugurar este blog con una de las visitas que más me han hecho reflexionar. La visita al Campo de Concentración de Terezín.

En mi viaje a Praga  en 2014 ,decidí conocerlo. El tema del Holocausto, la Segunda Guerra Mundial…. Siempre me fascinó, y estando situado a tan solo 60 km,  me pareció una oportunidad única.
Está compuesto por la Fortaleza Grande, que fue un guetto en el que vivieron más de 150000 judíos; y la Pequeña, que constituye el campo de concentración que hoy se puede visitar.

En realidad la Pequeña Fortaleza, data de finales del siglo XVIII. Desde sus orígenes fue utilizada como prisión, incrementándose este uso sobre todo en la época del terror nazi.

En 1940 se transformó en una cárcel de la Gestapo y durante la Segunda Guerra Mundial pasaron por ella unos 32mil prisioneros (tanto de guerra, como rehenes y judíos).

CÓMO LLEGAR A TEREZIN DESDE PRAGA

Se puede llegar fácilmente en autobús desde la estación de Nádrazi Holesovice en unos 50 ‘.
Los autobuses salen aproximadamente cada hora y el precio ronda las 100 coronas checas (unos 3,6 euros) Al ir me dejó en la Pequeña Fortaleza, y al volver lo tomé de nuevo en el parque central de la Fortaleza Grande, y llega a Praga a otra estación distinta, en la que tuve que tomar el metro.
En este enlace, seleccionando como destino Terezing (LT) , pude ver todos los horarios.

Pueden realizarse también excursiones y visitas guiadas con algunas agencias aunque el precio se ve bastante incrementado.

Con la entrada al campo tenía acceso al Crematorio, El Museo judío, los barracones y el cementerio.
Los horarios del campo varían según la época del año y la parte a visitar pero pude verlos previamente al completo aquí.

EL CAMPO

Campo de Concentración Terezin. Terezin Memorial.
Cementerio Nacional . Terezin

 

 

La sola llegada impresiona. El cementerio está presidido por una cruz y una enorme estrella de cinco puntas. Las tumbas, perfectamente alineadas, recogen los restos de cientos de víctimas de aquel horror.
Una cosa que me llamó la atención fue la ausencia de flores sobre ellas; sin embargo había múltiples piedrecitas amontonadas en cada lápida.

Lápida en Campo de Concentración Terezin.
Lápida en Cementerio Nacional . Terezin.

Yo no lo sabía, pero según la tradición judía, con las piedras se contribuye a la aceptación de la muerte a través de la ayuda al enterramiento del ser querido. Son símbolo y testimonio verdadero de la visita de familiares y allegados, ya que no se deterioran.

Desde el primer momento supe que aquel lugar me iba a marcar y estaba en lo cierto.

Campo de Concentración Terezin. Entrada.
Entrada al Campo.

Continué hasta la entrada del campo, sobre la cual nos recibe la inscripción Arbeit Macht Free (el trabajo os hará libres)
Cabe decir que Terezin no fue un campo de exterminio, si no uno de transición a otros como Auschwitz, o tan solo como estación de tránsito en su camino a tribunales nazis y otras penitenciarías.

No obstante, más de 2600 personas perdieron aquí la vida a causa de torturas, enfermedades y pésimas condiciones que soportaron.

Campo de concentración Terezin. Primer Patio
Primer patio. Los bloques A y B albergaban 1500 personas. Terezin.

 

En sus inicios , y a causa de la presión internacional, los alemanes intentaron ocultar a la opinión pública lo que allí sucedía, obligando a algunos prisioneros a fingir que llevaban vidas felices y plenas allí dentro.
Llegaron incluso a grabar una película en la que se veía a los “residentes” disfrutando en situaciones relajadas y cotidianas como por ejemplo practicando deporte. (Parte de la misma se puede ver en una sala habilitada para ello).

Campo de Concentración Terezin. Sala de video.
Sala de video.

Durante la visita se puede ir viendo las distintas secciones en las que se dividía.
Se recorren la enfermería, el patio administrativo, las duchas en que se despiojaba a los prisioneros. Las zonas de aseo en las que mirándose a alguno de los viejos espejos , tratas de imaginarte qué sentirían los dueños de aquellos ojos que se reflejaban allí años atrás.…

Enfermería.Campo de Concentración Terezin.
Enfermería. Pequeña Fortaleza Terezin.

 

Campo de Concentración Terezin.

Espejos envejecidos.Campo de Concentración Terezin.
Espejos envejecidos
Zonas de aseo. Campo de Concentración Terezin.
Zonas de aseo

Podemos ver los barracones, intuir el hacinamiento y las pésimas condiciones en las que malvivían…

Campo de Concentración Terezin. Barracones
Campo de Concentración Terezin. Barracones .

Las celdas , de uso común o individual, son habitaciones sin luz en su mayoría, de escasos metros en los que recluían tanto a los destinados a castigos severos, como a los sentenciados a la ejecución o pendientes de finalizar sus interrogatorios.

En algunas paredes podían verse inscripciones que no pude traducir pero que me helaban la sangre solo con imaginar el contexto en el que fueron hechas.

Inscripciones en la pared. Campo de Concentración Terezin.

Celdas .Campo de Concentración Terezin.
Celdas
Módulos especiales .Campo de Concentración Terezin.
Módulos especiales

Todo el complejo en sí es sobrecogedor. Pero la palma se la lleva un túnel subterráneo de cerca de un kilómetro por el que iban los reclusos.
Viajé sola, lo recorrí sola ya que había muy pocos visitantes aquel día.
La sensación de inmersión es total. Escasa luz, un silencio sepulcral que multiplicaba el sonido de mis pasos y respiración….Brutal.

Acceso al túnel subterráneo.Campo de Concentración Terezin.
Acceso al pasaje subterráneo.

 

Más que un kilómetro. Campo de Concentración Terezin.
Más que un kilómetro.

Este túnel desembocaba en el patíbulo. En esta zona se realizaron las ejecuciones, unas 250-300 y justo al lado se encuentran las fosas comunes.  En 1945 se exhumaron los restos de más de 600 personas, que son los que descansan en el Cementerio Nacional.

Fosas comunes. Campo de Concentración Terezin.
Fosas comunes.
Patíbulo. Campo de Concentración Terezin.
Patíbulo.

La parte del museo tampoco se queda corta. Documentos recuento de las vidas que llegaban y se iban, estrellas de papel con las que eran señalados, dibujos hechos por las manos de decenas de niños inocentes…

Estrellas judías para señalarlos. Campo de Concentración Terezin.
Estrellas judías para señalarlos
La historia a través de los niños. Campo de Concentración Terezin.
La historia a través de los niños

 

Todo el pueblo inquieta. Hay una calma extraña, un silencio que a mí me conseguía tensar. De hecho al Crematorio no llegué a ir. Estaba más alejado, no había un alma y algo en el ambiente me ponía los pelos de punta.  Por supuesto era algo subjetivo y no una amenaza real.

En las calles de Terezin. Campo de Concentración Terezin.
En las calles de Terezin

Terezín es parte de la historia del Holocausto, parte esta  importantísima de la historia mundial y la visita puede resultar angustiosa en algún momento, pero a mi modo de ver es imprescindible.

2 thoughts on “Terezín, cuando la historia se puede tocar.

  1. Bravo! Te felicito por el post y por las fotografías, un gran trabajo!

    Estoy contigo en que las visitas guiadas pueden aumentar el precio de las visita, pero sin duda merecen la pena, hay demasiada historia y cosas que ver y si no puedes recrearla te dejará un vacío del que te arrepentirás.

    Fue una visita desagradable, pero 100% recomendable y aconsejo hacer, ya que tenemos que volver a al pasado para no repetir la historia. Una verdadera atrocidad lo que pasó allí. Si es de ayuda, nosotros hicimos este tour: https://tourgratis.com/tour/tour-terezin-2

    Gracias por ela ayuda que brindas a los viajeros como yo, que nos gusta leer opiniones y consejos antes de viajar.
    Un saludo.

    1. Gracias a ti por leerme y por la sugerencia de tour, ¡tiene muy buena pinta! La verdad es que merece la pena visitar Terezín aunque sea duro como dices.
      ¡Un saludo y gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *