Croacia, Europa

Road Trip I. Croacia. Música marina y sol nocturno de colores en Zadar.

Cuando con dos de mis amigas propusimos Croacia como nuestro destino de vacaciones, nunca pensé que pudiera llegar a gustarme tanto.
No sabía realmente qué me iba a encontrar, ni muy bien lo que veríamos, pero cada uno de esos lugares se convirtió en una sorpresa.

Con doce días por delante, lo único seguro era que volaríamos a Zadar para volver desde Dubrovnik. Todo lo demás abierto, a nuestra elección y preferencia.
A lo largo de esos días descubrimos cuevas cársticas, pueblos con puertos encantadores y decenas de cascadas, lagos de un azul imposible, islas de playas pedregosas… Nadamos en aguas turquesa y entramos agachadas en un bote en una cueva también azul. Tomamos el sol en la cubierta de un barquito mientras surcábamos el Adriático . Hicimos de los helados una tradición diaria y del cruce de fronteras odiseas de bromas . Un día en Zadar.

Caminamos por centros históricos con suelos redondeados empedrados, de edificios de piedra clara, ventanas con contras de madera y balcones de forja… Abrimos la mente al tiempo que se encogió nuestro corazón en Bosnia. Nos calamos y nos multaron en Montenegro. Condujimos entre un mar al alcance de la mano y escarpadas montañas, en la carretera más bonita que vi en mi vida camino de Kotor.
Fue toda un aventura y a lo largo de diez post la voy a compartir contigo.

 NOS FUIMOS A ZADAR

Después de un vuelo desde Vigo, que nos dejó a media noche en Barcelona y, de pasar allí 4 horas, llegamos a Zadar a las 6’30 am.

Durante los dos próximos días, esta iba a ser la ciudad en la que nos alojaríamos y desde  la que visitaríamos otros lugares. Como muchas otras que recorrimos en Croacia, se puede disfrutar en un día o menos.
Después de recoger nuestro coche de alquiler, fuimos hacia el centro a desayunar algo y a cambiar moneda.

Un día en Zadar.Kuna croata
Algunos billetes croatas.

En Croacia se utiliza la Kuna Croata. Un euro son unas 7,5. En los bancos de nuestra ciudad no pudieron facilitárnoslas, así que nos fuimos solo con euros. Hay infinidad de casas de cambio en todas las ciudades así que no tendrás ningún problema para encontrarlas.

También tuvimos el primer contacto con uno de los detalles más vendidos y al parecer famosos de Croacia. En todas las tiendas de recuerdos verás lavanda. En forma de saquitos, de aceites aromáticos, ambientadores, popurrí…  Hay incluso puestos dedicados en exclusiva a su venta.
Su olor, su color (todos morados, blancos y en madera)… Son preciosos.

Un día en Zadar.Lavanda.

Habíamos alquilado un apartamento en pleno centro histórico en una de las calles comerciales principales, Siroka Ulica. Como a las once de la mañana estábamos como si fueran las doce de la noche, muertas de cansancio, nos fuimos a recuperar unas horas de sueño.

Un día en Zadar.Plaza del pueblo
Vistas de la Plaza del Pueblo desde nuestro apartamento. Ese edificio era el antiguo Tribunal de Justicia, hoy sala de exposiciones.

QUÉ VER Y QUÉ HACER EN ZADAR EN UN DÍA

Cuando salimos del apartamento ya estaba oscureciendo.
Pasear por Siroka Ulica es realmente agradable y va uniendo con otras calles en las que disfrutarás no solo de compras , si no también de su arquitectura.

Un día en Zadar.Siroka Ulica
Saliendo del apartamento. Al fondo, la Torre de la Catedral de Santa Anastasia.

 

Un día en Zadar.Catedral de Santa Anastasia
Catedral de Santa Anastasia, la más grande de la región de Dalmacia.

 

Un día en Zadar. Iglesia de Santa María.
Iglesia de Santa María.
Un día en Zadar. Iglesia de San Donato y Torre de la Catedral.
Iglesia de San Donato y Torre de la Catedral.

Este templo católico data del siglo IX y es de los más importantes de su época que se conserva en la región.

Un día en Zadar. Foro Romano
Plaza del Foro y Museo Arqueológico.

Este fue el centro de la vida pública de la ciudad en los primeros siglos de nuestra era. A día de hoy se conservan escasos restos.

Un día en Zadar. Foro romano, Iglesia de San Donato y Torre de la Catedral.
Plaza del Foro vista desde la calle paralela. A la izquierda la Iglesia de San Donato. A la derecha la Iglesia de Santa María.

Siguiendo nuestro recorrido, llegamos a dos de las principales atracciones de Zadar: el Órgano Marino y el Saludo al Sol.

Un día en Zadar.Órgano Marino
Atardece en el Órgano Marino de Zadar.

El primero , es una construcción escalonada al borde del mar. Su estructura interna está formada por 35 tubos y las olas, con su vaivén, introducen el aire en ellos creando sonidos. Eso sí, no esperes escuchar una sinfonía. No es música, es un murmullo; a mí se me parecía a un sonido de ballena.
Para mi gusto, el encanto de este lugar reside en la originalidad de la idea, en el sitio tranquilo en el que se ubica, en las vistas desde él…
Si quieres ver una puesta de sol bonita al tiempo que te relajas con los sonidos, este es tu sitio.

Un día en Zadar.Órgano Marino

Justo al lado se encuentra el Saludo al Sol.

Un día en Zadar.Saludo al Sol.
Somos gallegas. Si llueve que llueva, nosotras tan felices.

Durante el día no verás más que un círculo de 22 m de diámetro, pero vuelve de noche. Su paneles solares se están cargando para darte entonces un espectáculo de luces, colores y diversión que vas a disfrutar de verdad.

Un día en Zadar.Saludo al Sol.

Empezaba a llover un poco , era tarde y estábamos cansadas por lo que decidimos volver hacia la zona del hotel.
En Croacia vas a alucinar con las heladerías, los sabores más originales de mi vida los vi en este país. ¡Me quedo con el de tarta Sacher! No solo entran por los ojos si no que además están buenísimos. Fue en ese momento en el que una de mis amigas decidió instaurar la toma de helado ¡como la tradición diaria del viaje!

Un día en Zadar. Helados gigantes.
Helados gigantes en Croacia.

Nos sentamos en una terracita cubierta a tomarnos uno, cuando empezó a llover de forma tan tan exagerada, que en pocos minutos la calle parecía un riachuelo.

Un día en Zadar.Siroka Ulica
Viendo la riada desde nuestra terracita. En la foto no se aprecia bien pero llovió tanto que entró agua en el apartamento y se nos cayó una lámpara.

El día siguiente queríamos pasarlo en los espectaculares lagos y cascadas de Plitvice, pero segía lloviendo por lo que improvisando acabamos visitando las Cuevas de Barać, el precioso pueblecito de Rastoke, y la villa marinera de Petrčane.

Pero al volver, nos quedó tiempo suficiente para seguir explorando Zadar.

Un día en Zadar.Paseos nocturnos
Paseos de nuevo nocturnos.
Un día en Zadar.Mercado.
Mercado de Zadar. No pudimos verlo abierto ya que solo estuvimos horas después de que cerrara pero era inmenso.

La ciudad estuvo rodeada por una muralla con más de 30 puertas de las que actualmente se conservan 6. En el extremo opuesto de la zona ya visitada, podremos contemplar parte de ellas, y una de sus puertas más conocidas.

Un día en Zadar.Puerta Terraferma y puerto de Foša
Puerta de Zara o Terraferma y puerto de Foša a la mañana siguiente.

Sobre el arco de esta puerta podemos ver el León de San Marcos de influencia veneciana. Recuerda que Zadar estuvo durante siglos bajo la protección de Venecia.

Atravesando el parque que hay justo después de la muralla, se llega a la Calle Ravnice. Si vas en coche, aquí podrás encontrar aparcamientos públicos gratuitos donde dejarlo. Y estás a menos de 10′ del centro.

La noche siempre hace que las ciudades se vean más bonitas. Este puente que une la zona nueva de la ciudad con la antigua, no es que tenga nada especial, pero se ve encantador con la iluminación, al igual que las vistas desde él.

Un día en Zadar.Puente que une la ciudad antigua con la parte nueva.
Puente que une la ciudad antigua con la parte nueva.

Un día en Zadar.Puerto de Zadar

Otro punto importante en Zadar es la Plaza de los 5 Pozos.

Un día en Zadar.Plaza de los 5 pozos
Plaza de los 5 pozos

En el siglo XVI, una iglesia que albergaba una cisterna con 5 pozos  abasteció a la ciudad hasta finales del XIX.

Tanto en esta placita como en la de al lado, Plaza Petar Zoranic, había terracitas y locales para tomarte algo y disfrutar de la noche. El ambiente además era agradable, joven y parecía muy seguro.

Un día en Zadar.
Al fondo columna romana y torre de la Iglesia de San Simón.

 

Un día en Zadar.Plaza del Pueblo.
De vuelta al apartamento vimos la cara nocturna de la Plaza del Pueblo.

Dormimos como bebés y cargamos pilas para estar al 100% al día siguiente y poder seguir descubriendo este precioso país que tanto iba a sorprendernos.

 

 

 

 

 

 

2 thoughts on “Road Trip I. Croacia. Música marina y sol nocturno de colores en Zadar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *