Croacia, Europa

Road Trip IV. Croacia. Sibenik y Trogir: piedra, madera, forja y 6 ojos como platos.

Terminar en  Trogir fue algo  inesperado, pero a Sibenik habíamos llegado la noche anterior. Sin mucho más tiempo y energía que el de ver su castillo iluminado en lo alto y un poquito su centro urbano mientras fuimos a cenar,  al día siguiente decidimos dedicarle la mañana y nos pareció un lugar espectacular.

Sibenik y Trogir. Castillo de Sibenik. Croacia.
Castillo de Sibenik. Buenas fotos donde las haya.

 

Sibenik y Trogir.Sibenik de noche. Croacia.
Calles de Sibenik de noche.

Después de abandonar el garaje de Darío, llevamos el coche a un parking céntrico. Realmente estábamos ya muy cerca pero no podíamos dejarlo allí.

Como alguna no era persona sin el café 😛 , entramos en uno de los múltiples callejoncitos que hay, aprovechados con coquetas y cuidadas terrazas. Era temprano, hacía calor sin achicharrarte y se estaba súper bien.

Sibenik y Trogir.Rincones de Sibenik. Croacia.

Sibenik y Trogir.Rincones de Sibenik. Croacia.
Lectura indescifrable en las mesas de nuestra terracita.

Lo que nos encontramos después, para nosotras fue diferente, pero sería muy similar al resto de ciudades que continuaríamos visitando en Croacia.
Había luz, muchísima luz. Nos deslizamos por calles estrechas de paredes y suelos de piedra redondeada y clara. Caminamos entre coloridos edificios en tonos anaranjados, granates…

Sibenik y Trogir.Rincones de Sibenik. Croacia.

Sibenik y Trogir.Terracitas de Sibenik. Croacia.

La mayoría de las ventanas, estaban cubiertas con contras de madera pintada: verdes, marrones… Algunas envejecidas, gastadas… El contraste de estas con la piedra de las paredes y esos balcones de forja de barrotes finos, era único.

Sibenik y Trogir.Rincones de Sibenik. Croacia.

Sibenik y Trogir.Rincones de Sibenik. Croacia.Toda la ciudad estaba envuelta en un halo alegre, estival, un poco medieval. Y terminó recordándonos a alguna ciudad de la Toscana, vista, eso sí, en películas.

Sibenik y Trogir.Rincones de Sibenik. Croacia. Sibenik y Trogir.Rincones de Sibenik. Croacia.

Aquí empezamos a ver como Croacia vive también con la mítica serie Juego de Tronos, con tiendas dedicadas en exclusiva a la venta de sus productos, o explotando rutas en lugares que aparecían en ella. Esto fue mucho más evidente en Dubrovnik.

Sibenik y Trogir.Juego de Tronos. Croacia.

PUNTOS DE INTERÉS EN SIBENIK

PUERTO Y PLAYA

Sibenik y Trogir. Puerto y playa de Sibenik. Croacia.
La playa se encuentra a la derecha.

¡Lo que nos gusta el mar! Y los paseos por los muelles contemplando los barcos y la fina línea donde cielo y agua se unen.
Sibenik también tiene una pequeña playa. Imagino que, como la mayoría de las croatas, de piedra. En los sitios en los que estuvimos no había arena y en uno, algún rinconcito, pero más bien parecía tierra.
Vimos la playa desde el paseo marítimo, pero esa mañana no nos tocaría probarla.

PLAZA DEL AYUNTAMIENTO O DE LA REPÚBLICA CROATA

Sibenik y Trogir.Plaza del Ayuntamiento de Sibenik. Croacia.
Edificio del Ayuntamiento.

Reconstruido tras los bombardeos de la II Guerra Mundial, recupera sus soportales y su balcón acristalado.  Rodeado además por esos pequeños palacetes barrocos que trepan por la colina, hacen de esta placita un lugar precioso. Justo enfrente, se encuentra el edificio del que te hablo en el siguiente punto.

 

CATEDRAL DE SANTIAGO O SV. JACOVA

Sibenik y Trogir. Catedral de Santiago de Sibenik. Croacia.

Entre los años 1431 y 1539 se construyó esta bonita basílica hoy declarada Patrimonio de la Humanidad. Su cúpula de 32 metros puede verse desde distintos puntos de la ciudad.

Sibenik y Trogir. Catedral de Santiago de Sibenik. Croacia.
Vistas de la Catedral desde la Plaza del Ayuntamiento.

La entrada de la Catedral da otra plaza más abierta y que te conduce al paseo marítimo.

Sibenik y Trogir. Catedral de Santiago de Sibenik. Croacia.

CASTILLO DE SIBENIK (FUERTE DE SAN  MIGUEL)

Sibenik y Trogir. Castillo de Sibenik. Croacia.
Vistas desde el paseo marítimo.

A 70 metros sobre el nivel del mar, esta fortaleza del siglo XV agasaja al que a ella sube con unas preciosas vistas de la ciudad y del Adriático. Hay que pagar entrada para acceder. Nosotras no lo hicimos.

 

Destacamos también la belleza de sus terracitas, tanto en zonas amplias, como en callejuelas menos expuestas. Con luces, plantas y su cuidada ornamentación nos conquistaban irremediablemente.

Sibenik y Trogir.Terracitas de Sibenik. Croacia.

Sibenik y Trogir.Terracitas de Sibenik. Croacia.

Después de pasar unas horas en Sibenik, volvimos al coche para seguir con nuestro viaje. Continuando hacia el sur, a 30 km de Split, que era donde haríamos noche, había un pueblecito que muchas guías destacaban: Trogir.

VISITA A TROGIR

La entrada era un poco caótica. El espacio para aparcar era amplio pero al ser días de mercado estaba abarrotado. Dejamos el coche justo a la entrada, al lado de un pequeño canal con sus barquitos. Y antes de meternos en el centro, fuimos a curiosear su mercado.

Sibenik y Trogir. Puerto de Trogir. Croacia.

COMPRAS CROATAS EN TROGIR

Sibenik y Trogir.Mercado de Trogir. Croacia.

Aquí nos hicimos con el regalo que consideramos más típico de Croacia : los saquitos de lavanda. Nosotras compramos una especie de popurrí envuelto en una malla con un lazo morado. En la foto de abajo se ve otra presentación diferente. Esta era en paquetitos que traían un frasco con un aceite aromático, más para armarios o cajones.

También se vendían muchísimo. aceites, higos, ya fueran en paquetitos o en forma de pan, de barritas mezclados con frutos secos…

Sibenik y Trogir.Mercado de Trogir. Croacia.

Nos encantó también el pan. En este mercado había puestos de todo tipo de productos de alimentación.

 

Sibenik y Trogir.Mercado de Trogir. Croacia.

EXPLORANDO TROGIR

Sibenik y Trogir.Ciudad deTrogir. Croacia.

Después de recorrer cada esquina y cada tienda, nos adentramos en el centro del pueblecito. Continuaba un poco lo visto en Sibenik: suelos y viviendas en piedra, calles estrechas, encantadoras contras de madera y balcones de forja. No me cansaría de caminar por lugares así.

Sibenik y Trogir.Ciudad deTrogir. Croacia.
Catedral de Trogir.

 

Sibenik y Trogir.Ciudad deTrogir. Croacia.

 

 

Sibenik y Trogir.Ciudad deTrogir. Croacia.
Pinturas y láminas en Trogir.

Atravesamos Trogir hasta llegar a su puerto y, fue ahí donde decidimos comer en uno de los múltiples restaurantes que encontramos.

Sibenik y Trogir. Puerto de Trogir. Croacia.

QUÉ COMER EN TROGIR

Uno de los platos más conocidos era la Peka. Está hecho a base de carne o pescado, verdura fresca y patata. Por lo que leí, lo preparan en unos recipientes especiales que colocan sobre brasas y cocinan lentamente. No pudimos probarlo porque su elaboración requiere de 2-3 horas y tienes que reservar con antelación.

Así que nos decantamos  por este:Sibenik y Trogir.Comida típica en Trogir. Croacia.

 

No recuerdo el nombre, pero es un plato que mezcla pollo con mejillones, esas croquetas con sabor un poco a patata y una salsa especiada un poco exótica. Si tienes hambre, es buena elección porque llena una barbaridad y está buenísimo.

De postre compartimos estos Trogirske Rafiole. Con aspecto de empanadilla rellena de frutos secos y juraría que pasta también de higo, era uno de los dulces más populares.

Sibenik y Trogir.Comida típica en Trogir. Croacia.

Nos despedimos de Trogir con muy buen sabor de boca y pusimos rumbo a Split en donde pasaríamos 2 noches que terminarían convirtiéndose en 3. ¡Con un día en un barco entre islas, playas y cuevas incluído!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *