Europa, Montenegro

Road Trip IX. Montenegro. Kotor: la ciudad de los gatos y la carretera más bonita del mundo.

Imagínate que conduces bordeando la costa, tu objetivo: pasar un día en Kotor. A un lado de la carretera, nacen escarpadas paredes rocosas que te acompañarán a lo largo de los kilómetros .

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.A tu derecha, el mar. Tan cercano, tan apacible, tan a tu mismo nivel que parece que con estirar el brazo tendrás su superficie al alcance de las yemas de tus dedos. A lo lejos, el horizonte. Es un día un poco lluvioso, pero bonito por la tranquilidad que se respira. Puede ser nuestra música, puede ser el mecerse del agua sin más, o los tonos que nos regala el cielo..

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.De repente, una pequeña isla que parece hecha a propósito para albergar una iglesita de estrecho diámetro. Su torre puntiaguda y coloreada se alza en medio de ese paisaje de ensueño. 

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

El Adriático se adentra en la costa de Montenegro creando esa especie de enorme lago abierto que las rocas resguardan y protegen. Son las Bocas de Kotor: una extensa bahía, ría del desaparecido río Bokelj, considerada por muchos “el fiordo más meridional de Europa”. Y esos gigantes de piedra, macizos de los Alpes Dináricos.

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.
Desde Dubrovnik, nuestro coche nos llevó por la carretera que bordea toda esa zona costera.

UN DÍA EN KOTOR

En uno de los últimos días de nuestro road trip,  decidimos dejar Dubrovnik y cruzar de nuevo la frontera para adentrarnos esta vez en Montenegro. En concreto queríamos visitar Kotor y Budva, aunque empezó a llover un montón y nos quedamos con las ganas de la segunda.

Kotor es una pequeña ciudad, de apenas 5000 habitantes y de una belleza que la llevó a ser declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979.

QUÉ VER EN KOTOR

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

Lo primero que te llamará la atención  será su emplazamiento: rodeada de una bonita muralla medieval, circundada por increíbles acantilados y con un conocido puerto, escala y parada obligada de multitud de cruceros.

CENTRO DE KOTOR

Su corazón, que data de los siglos XII- XIV, tiene el poder suficiente para conquistar el tuyo a medida que te pierdes por su entramado de estrechas y ancianas callejuelas.

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

Como vimos en otros lugares de Croacia, aquí también la piedra se hacía dueña de cada una de las casas de este cuidado centro .

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

Las contras de madera, los balcones de forja y esos magníficos suelos hechos piedra a piedra, reforzaban nuestra sensación de familiaridad rememorando Croacia.

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro. Calles y plazas, revestidas en este material, en tonos muy similares para mantener la armonía se fueron abriendo ante nosotras .

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro. Tiendas de regalos, heladerías, restaurantes, cafeterías y terrazas al aire libre salpicaban cada rincón.

 

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

En el centro de Kotor también se encuentra, a parte de otras iglesias, la Catedral de San Trifón.

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

Creada en el 1166, fue víctima de un terremoto tras el que su fachada y torres tuvieron que ser reconstruidas.  

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

¿QUÉ PASA CON LOS GATOS?

Te decía al principio que a parte de su ubicación entre el mar y las montañas y su precioso centro medieval, en Kotor, por supuesto, tu curiosidad se disparará pensando en qué hace un gato en cada esquina. Están en las calles, están representados en souvenirs de todo tipo en cada tienda , en museos…

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro. Nadie sabe muy bien en qué momento se convirtieron en un símbolo de la ciudad pero está claro que los montenegrinos aprendieron a sacarles partido. Son Los gatos de Kotor, los reyes de los posados, tan acostumbrados, que no parecía que nos tuvieran ningún miedo.

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

 

MURALLA Y PUERTO DE KOTOR

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

Accedimos al centro de Kotor a través de una de las 3 puertas de su muralla . Esta, que todavía conserva fosos , torres y otros elementos originales, se extiende a lo largo de 4’5 km manteniendo en su interior cada una de sus casas.

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

Alza la vista a la espalda de la ciudad y la verás ascender por la colina. Nada más y nada menos que 1 km de escaleras, te elevarán a 260 metros donde se encuentra el Castillo de San Juan y unas de las descritas como mejores panorámicas de la bahía. 

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

Si por ella accedimos , también ella nos dio acceso al puerto, y desde su parte más alta, una perspectiva preciosa de todo él.  Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

A pesar de ser no muy grande, es una parada importante en muchos cruceros. De hecho, pudimos ver el impresionante Queen Victoria allí atracado.

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

 Disfrutamos bastante de la mañana, pero después de comer, empezó a llover muchísimo y decidimos poner rumbo de nuevo a Dubrovnik. Eso sí, con una multa de aparcamiento a nuestras espaldas que aún todavía no tenemos muy claro por qué fue.

 

Kotor y la carretera de ensueño que a él conduce, fueron el broche perfecto a un viaje inolvidable. De esos en los que ves como los lazos de la amistad, cuando es de verdad, se estrechan y unen todavía más. De esos en los que ríes hasta llorar día tras día, los enfados no existen, las preocupaciones quedan atrás o cuando se aproximan, entre todas conseguís alejarlas y terminar de nuevo riendo. En los que descubres un poquito más de ti, de lo que quieres y deseas, al descubrir ( y fascinarte positivamente) un poquito más de quien te acompaña. Fue de esos paréntesis-globos de aire y vida, de experiencias únicas que compartidas, te llevan a querer aún más a esa Crossfit girl  de las escaleiras y a esa Festivalera que ya querías. 🙂

Qué ver en Kotor en un día. Montenegro.

2 comentarios sobre “Road Trip IX. Montenegro. Kotor: la ciudad de los gatos y la carretera más bonita del mundo.

  1. Lugar lleno de encanto, nunca imaginé caminar por calles con tanta historia trasmitida a través de sus casas, sus calles y construcciones que datan de los siglos XII- XIV.
    Me conquistó por todo y en la noche cuando todo esta quieto y sus gatos aparecen se transforma en algo fascinante y con un poder de energía maravilloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *